Saltar al contenido

Porque el filete de pescado huele a amoniaco

Si el pescado huele a amoníaco, es una señal de que no está fresco y probablemente esté en un estado avanzado de descomposición.

¿Qué pasa si el pescado huele a amoniaco?

El amoníaco es un subproducto de la descomposición bacteriana y es un indicador de que el pescado ha estado fuera del agua durante demasiado tiempo o no ha sido almacenado adecuadamente. El consumo de pescado en este estado puede provocar intoxicación alimentaria y otros problemas de salud.Tambien te puede interesar porque se pesca de noche.

Síndrome del olor a pescado

La trimetilaminuria, o síndrome del olor a pescado, es un trastorno raro que afecta a 1 de cada 200 000 personas. Los pacientes con la enfermedad emiten un fuerte olor a pescado. La causa es un defecto congénito en el metabolismo. El hígado no elimina adecuadamente la trimetilamina de la sangre, las secreciones, el aliento y la orina.

El olor a pescado podrido es uno de los olores más característicos y fácilmente identificables en cocinas y mercados. Es profundo y agudo. Esto se debe a una molécula muy específica que los peces de agua salada producen en abundancia particular. Es por eso que los peces de agua dulce no desprenden un aroma tan fuerte y nauseabundo.

De agua el contenido de sal del océano es de alrededor del 3,5%Los animales que viven en este ambiente tienen mecanismos óptimos para filtrar la sal y mantener los niveles de sales minerales disueltas dentro de sus células al 1%. Casi todos los animales marinos equilibran la salinidad del agua llenando sus células con aminoácidos y aminas. Algunas de estas sustancias le dan al pescado su sabor suave y sabroso. «El aminoácido glicina es dulce y el ácido glutámico es delicioso en forma de glutamato monosódico», explica el renombrado químico alimentario estadounidense Harold McGee.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Cual es el pescado mas rico en omega 3

Hay otras moléculas que también limitan la presencia de sal en las células de los peces de agua salada pero que producen un sabor desagradable, como la urea, propia de los tiburones y las rayas, que es ligeramente amarga. Otros son insípidos, como el óxido de trimetilamina (TMAO), que es típico de la mayoría de los pescados y abunda en los peces de agua salada. Está presente en todas las especies de peces marinos, y su contenido puede alcanzar el 5% del tejido muscular. Esta sustancia ha sido el mayor contribuyente a los olores a pescado en el pasado.

Minutos después de que el pez muere, estas sustancias son descompuestas por bacterias y enzimas en el cuerpo. El TMAO se convierte en trimetilamina (TMA), una sustancia volátil con un olor desagradable. La urea se convierte en gas amoníaco, que emite un olor desagradable y de olor profundo. A estas dos sustancias se suman sustancias producidas por la rápida degradación post mortem de las grasas insaturadas típicas del pescado (aceite).El mismo aire los ataca y los descompone fácilmente, y provoca sustancias que tienen un olor rancio o pegajoso.

Aunque TMA tiene un olor fuerte, es fácil de quitar. Se acumula en la superficie del pescado y se elimina lavando con agua. Otro truco es añadir alimentos ácidos como el limón, el vinagre o el tomate, que actúan reaccionando con las moléculas de TMA, limitando su volatilidad y evitando que entren en nuestras fosas nasales.

Carne blanca blanda

Además de la velocidad de descomposición, la carne del pescado difiere de la de los animales terrestres en el color. Los filetes de res son rojos, mientras que los filetes de pescado suelen ser blancos. La respuesta está en las fibras que componen los diferentes músculos.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Pez que anuncia terremotos y tsunamis

Los animales terrestres tienen músculos diseñados para caminar sobre tierra firme y en el aire, mientras que los músculos de los peces están diseñados para moverse mientras flotan en el agua. Para moverse eficientemente en tierra, los animales necesitan un suministro constante de energía para sus músculos. Por eso son ricas en fibras de contracción lenta que se especializan en proporcionar energía a largo plazo. Estas fibras son rojas porque contienen mioglobina transportadora de oxígeno, razón por la cual la carne de los animales terrestres suele ser roja. Los peces no necesitan tanta energía constante para moverse por el agua porque flotan y se dejan llevar por la corriente.a ellos requieren mucha energía para ciertas ocasiones., como escapar del ataque de un depredador o evitar el viento en contra. Las fibras blancas de contracción rápida son excelentes para brindar mucha energía de impacto para el movimiento ocasional muy poderoso.

Algunos pescados, como el atún o el salmón, tienen la carne rosada. Son fibras blancas modificadas que actúan como un intermedio entre las dos anteriores. Debido a su estilo de vida, estos peces requieren músculos que proporcionen energía de manera más constante que otros peces. Sus fibras rosadas contienen más pigmentos que acumulan oxígeno.

Blanca, rosada o roja, la carne de estos animales, perfectamente conservada y cocinada, puede satisfacer cualquier paladar.

¿Cómo quitar el olor a amoniaco en el pescado?

Si el pescado ya huele a amoníaco, no se puede quitar el olor y no se recomienda su consumo. Sin embargo, para prevenir que el pescado desarrolle este olor, es importante almacenarlo adecuadamente. Se debe mantener el pescado en un ambiente fresco y seco, preferiblemente a una temperatura cercana a los 0 grados Celsius. Además, es importante consumir el pescado lo antes posible después de su compra y evitar comprar pescado que ya tenga un olor fuerte.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Como se reproducen los peces cartilaginosos

¿Cómo saber si un filete de pescado está dañado?

Hay varias formas de saber si un filete de pescado está dañado o en mal estado. Primero, se debe comprobar el olor: si el pescado huele a amoníaco u otro olor fuerte, es una señal de que está en descomposición. También se debe verificar la apariencia del pescado, buscando signos de decoloración o áreas blandas o hundidas. Si el pescado se siente pegajoso o viscoso al tacto, es otra señal de que está en mal estado. Por último, si el pescado tiene un sabor amargo o desagradable, es una señal clara de que debe ser descartado.

Si el pescado huele a amoníaco se puede comer?

No se recomienda comer pescado que huele a amoníaco, ya que es una señal de que está en un estado avanzado de descomposición y puede causar enfermedades graves. El amoníaco es un subproducto de la descomposición bacteriana y puede ser tóxico si se consume en grandes cantidades. Siempre es mejor estar seguro y desechar cualquier pescado que tenga un olor fuerte y desagradable.

¿A qué huele el pescado descompuesto?

El olor del pescado descompuesto puede variar dependiendo del tipo de pescado y del grado de descomposición, pero generalmente tiene un olor fuerte y desagradable similar al amoníaco. El pescado descompuesto también puede tener un olor a podrido o a huevos podridos. En general, si el pescado tiene un olor fuerte y desagradable, es una señal de que no está fresco y no debe ser consumido.

¿Por qué la mantarraya huele a amoníaco?

La mantarraya tiene un olor a amoníaco debido a la presencia de trimetilamina oxide (TMAO) en su cuerpo. TMAO es una sustancia que se encuentra en algunos animales marinos y que ayuda a proteger las células del daño causado por el agua salada. Cuando la mantarraya muere, las bacterias en su cuerpo comienzan a descomponer el TMAO y liberar amoníaco, lo que causa el olor característico. Sin embargo, la mantarraya no es tóxica y es segura para el consumo humano si se cocina adecuadamente.