Saltar al contenido

Como limpiar pisos de porcelanato después de obra

Te damos una serie de consejos y pasos para que tus azulejos se mantengan relucientes y puedas disfrutar de tu hogar después de salir del trabajo.

El principal enemigo a combatir es el polvo, que puede acumularse en las superficies y juntas de las baldosas. En primer lugar, debemos barrer suavemente el suelo con una escoba de cerdas blandas, intentando retirar los pequeños residuos de obra. Este paso es muy importante para evitar daños materiales.

Un pequeño truco para quitar el polvo es abrir las ventanas de la habitación y poner un ventilador afuera. Por lo tanto, las partículas de polvo que quedan en el aire se descargan hacia el exterior. También puedes ayudar con la aspiradora o barrer el suelo. En el caso de las paredes, puedes quitar el polvo con un trapo, trapo o fregona ligeramente humedecidos.

limpieza general

  • Después de quitar el polvo y los escombros de la construcción, mezcla una cubeta de agua limpia con un producto de limpieza que no sea a base de aceite (aquí te damos consejos para usar productos caseros para quitar las manchas difíciles).
  • Limpiar el azulejo con un trapo y dejar actuar unos minutos.
  • Aclarar con agua limpia para evitar restos de producto o jabón.
  • Limpie todo el piso o la pared con un paño limpio y seco.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Pescado pequeño que generalmente se vende enlatado

Ubicaciones específicas

Dependiendo de la remodelación o trabajo que hayamos hecho, pueden aparecer manchas específicas que no siempre aparecen con la limpieza general. En primer lugar, no hay nada como la prevención, por lo que es mejor cubrir los pisos o las paredes con papel periódico o plástico antes de ir a trabajar. Sin embargo, si tienes manchas específicas, aquí tienes algunos consejos. Recuerda, primero tienes que barrer para eliminar la suciedad, el polvo y posibles residuos de obra. Y tras eliminar manchas puntuales, repite el proceso de limpieza general.

  • Pintura o Barniz: En caso de esmalte o barniz sintético, usar aguarrás. Si es látex, solo se puede quitar con agua y jabón. Sin embargo, tenga cuidado de no dañar las baldosas, por lo que se recomienda tocar las manchas pequeñas.
  • Cemento o barro: Existen algunos productos desincrustantes que pueden ayudarte a evitar dañar el material. Si vas a usar una espátula, ten mucho cuidado porque rayarás la porcelana.
  • Otras Manchas: Con la ayuda del agua oxigenada puedes combatir otro tipo de manchas que no reconoces. Humedezca el trapo con el líquido y limpie la superficie ligeramente.

Muchas veces sentimos que la suciedad después de un trabajo nunca se puede lavar. Pero no te preocupes, será necesario repetir la limpieza, ya que el polvo de la obra suele volver a asentarse. Usando consejos de limpieza, podrá disfrutar de su nuevo entorno y proteger sus productos.