Saltar al contenido

La depuradora de la piscina no tiene presion

La depuradora de la piscina no tiene presion

Si la depuradora de la piscina no tiene presión, aquí hay algunas posibles causas y soluciones que podrías considerar:

  1. Filtro obstruido: Un filtro obstruido puede reducir el flujo de agua y provocar una disminución en la presión. Verifica si el filtro está sucio y necesita ser limpiado o reemplazado según sea necesario. Si tienes un filtro de arena, es posible que necesites realizar un enjuague o un retrolavado para eliminar la acumulación de suciedad.
  2. Skimmers y cestas de bombeo obstruidos: Verifica si los skimmers y las cestas de bombeo están obstruidos con hojas, suciedad u otros desechos. Limpia los skimmers y las cestas de bombeo para asegurarte de que el agua pueda fluir libremente hacia la bomba y el filtro.
  3. Impulsor de la bomba dañado: El impulsor de la bomba es responsable de generar el flujo de agua. Si está dañado o bloqueado, puede disminuir la presión de la depuradora. Inspecciona el impulsor para asegurarte de que esté en buenas condiciones y no haya obstrucciones. Si está dañado, es posible que necesites reemplazarlo o reparar la bomba.
  4. Problemas de la bomba: Verifica si hay problemas con la bomba, como un motor defectuoso o una pérdida de cebado. Asegúrate de que la bomba esté funcionando correctamente y que esté obteniendo suficiente agua para generar presión. Si hay problemas con la bomba, es posible que necesites repararla o reemplazarla.
  5. Válvulas mal ajustadas: Verifica las válvulas en el sistema de la depuradora para asegurarte de que estén ajustadas correctamente. Asegúrate de que la válvula de entrada desde la piscina esté completamente abierta y que la válvula de salida hacia la piscina esté también abierta. Ajusta las válvulas según sea necesario para permitir un flujo adecuado de agua.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Problemas con depuradora de piscina intex

Si después de verificar y solucionar estos problemas la presión de la depuradora sigue siendo baja, puede ser necesario consultar a un profesional de piscinas o a un técnico especializado para que realice una evaluación más detallada y determine la causa raíz del problema.

¿Cómo quitar el aire de la depuradora de la piscina?

La presencia de aire en la depuradora de la piscina puede afectar su eficiencia y rendimiento. Afortunadamente, eliminar el aire del sistema es un proceso relativamente sencillo. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  1. Apaga la bomba: Primero, asegúrate de apagar la bomba de la depuradora. Esto es importante para evitar cualquier riesgo de lesiones durante el proceso.
  2. Localiza la válvula de purga: La mayoría de las depuradoras tienen una válvula de purga de aire cerca del filtro o en la parte superior del tanque de la bomba. Esta válvula suele tener una palanca o un tornillo para abrir y cerrar.
  3. Abre la válvula de purga: Gira la palanca o afloja el tornillo de la válvula de purga en sentido contrario a las agujas del reloj para abrir la válvula. Esto permitirá que el aire atrapado en el sistema de la depuradora se libere.
  4. Enciende la bomba: Enciende la bomba de la depuradora y deja que funcione durante unos minutos. A medida que el aire se libera a través de la válvula de purga, es posible que escuches un ruido de burbujeo.
  5. Cierra la válvula de purga: Una vez que haya salido todo el aire y el agua salga de manera constante, cierra la válvula de purga girando la palanca o apretando el tornillo en sentido de las agujas del reloj.
  6. Verifica el flujo de agua: Observa el flujo de agua en la piscina para asegurarte de que sea constante y sin interrupciones. Si el flujo de agua sigue siendo irregular o débil, es posible que aún quede algo de aire en el sistema. En ese caso, repite el proceso de purga.
TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Reparar fuga en depuradora piscina

Recuerda que la purga de aire debe realizarse periódicamente para mantener el sistema de la depuradora en óptimas condiciones y garantizar un funcionamiento eficiente.

¿Qué presión debe tener la depuradora de la piscina?

La presión adecuada de la depuradora de la piscina puede variar según el modelo específico de la depuradora y las características individuales de la piscina. Sin embargo, en general, se considera que una presión de funcionamiento normal para la depuradora de la piscina se encuentra entre 10 y 20 psi (libras por pulgada cuadrada).

Es importante tener en cuenta que la presión de la depuradora puede fluctuar según las condiciones cambiantes, como la limpieza del filtro, la obstrucción de las tuberías o el nivel de suciedad en el agua de la piscina. Por lo tanto, es recomendable monitorear regularmente la presión de la depuradora y realizar los ajustes necesarios según sea necesario.

Si la presión en la depuradora es significativamente más baja o más alta de lo normal, podría ser una señal de un problema en el sistema, como un filtro obstruido, una bomba con fugas o una mala circulación del agua. En estos casos, es recomendable solicitar la ayuda de un profesional de la piscina para evaluar y solucionar el problema.