Saltar al contenido

A que altura van las boquillas de retorno

¿A qué altura deben ir las boquillas de retorno en una alberca?

Las boquillas de retorno son elementos clave en el sistema de circulación del agua en una alberca, ya que permiten devolver el agua filtrada y tratada a la piscina. Una de las preguntas más comunes entre quienes construyen o renuevan una alberca es a qué altura deben instalarse las boquillas de retorno. En este artículo, hablaremos sobre la altura adecuada para instalar las boquillas de retorno, y por qué es importante tomar en cuenta este aspecto.

¿Qué son las boquillas de retorno y para qué sirven?

Las boquillas de retorno son pequeñas salidas de agua que se encuentran en la pared de la alberca, y que están conectadas al sistema de circulación del agua. Su función es devolver el agua filtrada y tratada hacia la alberca, después de que ha pasado por el sistema de filtración. De esta manera, se asegura una circulación constante del agua, lo que contribuye a mantenerla limpia, clara y saludable para los bañistas.

¿A qué altura deben ir las boquillas de retorno en la alberca?

La altura adecuada para instalar las boquillas de retorno en una alberca depende de varios factores, como el tamaño de la alberca, la forma, la profundidad, la ubicación y el uso que se le dará. En general, la altura recomendada para instalar las boquillas de retorno es entre 30 y 45 centímetros por encima del nivel de la alberca.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  De que estan hechas las redes de pesca

Esta altura permite que el agua devuelta por las boquillas se mezcle adecuadamente con el agua de la alberca, evitando corrientes fuertes que puedan afectar a los bañistas. Además, esta altura permite que las boquillas de retorno sean fáciles de alcanzar para realizar su mantenimiento y limpieza.

¿Cómo determinar la altura adecuada para las boquillas de retorno?

Para determinar la altura adecuada para las boquillas de retorno en una alberca, es importante considerar los siguientes aspectos:

Tamaño y forma de la alberca

El tamaño y forma de la alberca es un factor clave para determinar la altura adecuada para las boquillas de retorno. En general, se recomienda instalar las boquillas a una altura entre 30 y 45 centímetros por encima del nivel de la alberca, pero esto puede variar según el tamaño y forma de la alberca. En albercas más grandes y profundas, se pueden instalar las boquillas a una mayor altura para garantizar una adecuada mezcla del agua.

Profundidad de la alberca

La profundidad de la alberca también es un factor importante a considerar al determinar la altura adecuada para las boquillas de retorno. En albercas profundas, se deben instalar boquillas de retorno en diferentes niveles para garantizar una circulación uniforme del agua. En estos casos, se pueden instalar las boquillas a diferentes alturas para lograr una mezcla adecuada del agua.

Uso de la alberca

El uso que se le dará a la alberca también es un factor a considerar al determinar la altura adecuada para las boquillas de retorno. Si la alberca será utilizada para actividades deportivas o de entrenamiento, se recomienda instalar las boquillas a una mayor altura para evitar corrientes fuertes que puedan interferir en el rendimiento de los nadadores.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:  Porque la carpa bicolor está en peligro de extinción

Ubicación de la alberca

La ubicación de la alberca también puede influir en la altura adecuada para las boquillas de retorno. Si la alberca está ubicada en una zona con mucho viento, se recomienda instalar las boquillas a una mayor altura para evitar la acumulación de hojas, ramas y otros objetos en la superficie del agua.

¿Cómo instalar las boquillas de retorno en la alberca?

La instalación de las boquillas de retorno debe ser realizada por un profesional calificado, ya que requiere conocimientos técnicos y el uso de herramientas y materiales específicos. En general, el proceso de instalación incluye los siguientes pasos:

  1. Determinar la ubicación de las boquillas de retorno en la pared de la alberca, de acuerdo a la altura y distribución quese haya determinado previamente.
  2. Realizar los agujeros en la pared de la alberca, utilizando una sierra de corona o una broca de diamante. Es importante que los agujeros sean del tamaño adecuado para la boquilla de retorno que se va a instalar.
  3. Colocar la boquilla de retorno en el agujero, asegurándose de que quede bien sujeta y sellada para evitar fugas de agua.
  4. Conectar la boquilla de retorno al sistema de circulación del agua, utilizando tuberías y accesorios adecuados.
  5. Realizar una prueba de funcionamiento de las boquillas de retorno, para verificar que estén devolviendo el agua correctamente y sin fugas.